¿QUE MEDIO DE ALMACENAMIENTO ES MAS SEGURO O MEJOR COMO COPIA DE SEGURIDAD Y TRANSPORTE DE DATOS?. 

Pues bien, de todos los medios de almacenamiento descritos en ese tutorial, hoy en día el menos útil y seguro es el disquete. Primero por su escasa capacidad, que lo hace solo recomendable para el transporte de archivos pequeños (un documento de texto, unos drivers ligeros y poco más) y segundo por su escasa fiabilidad, ya que son muchos los factores que influyen en su buen funcionamiento y es casi normal que tengamos un archivo guardado en un disquete y al cabo de un tiempo no podamos recuperarlo. A esto hay que unir una muy alta sensibilidad a los campos magnéticos. 
De hecho son ya muchos los fabricantes de PC (y no hablemos de portátiles) que no incluyen la tradicional disquetera en sus configuraciones, sustituyéndolas por lectores de tarjetas. 

En cuanto a las unidades Zip, si bien son bastante fiables, tienen el problema de su baja capacidad (al menos dentro de unos costos razonables), así como de depender de un lector específico. Este último punto paliado en parte por la existencia de dispositivos portátiles. También tienen una alta sensibilidad a los campos magnéticos. La salida de los lápices de memoria y de las memorias Flash han llevado a estos medios a un uso casi exclusivo a nivel profesional. 

En lo referente a seguridad con vistas a emplearlos como copias de seguridad y salvaguardia de información, así como para el transporte de datos, la lista de preferencias la encabezaría el DVD, seguido del CD para cuando necesitemos una menor capacidad. Este primer puesto se debe sobre todo a la longevidad en cuanto a la conservación de los datos, que es aproximadamente de 30 años (según datos de los fabricantes) estando bien conservados y a su poca o casi nula sensibilidad a factores tales como los campos magnéticos. También influye en esta posición la facilidad de almacenamiento y transporte que tienen. También a su favor está el que con un simple lector de DVD o de CD (ya sea incorporado al equipo o externo) podemos acceder a los datos, independientemente del sistema operativo que usemos (siempre que sea compatible) y al ordenador que usemos para leer estos datos. Igualmente a su favor está el tema del costo, tanto el costo absoluto del medio como el costo por Gb de información almacenada, siendo este último, en el caso del DVD, el mejor después del costo por Gb de los discos duros de alta capacidad. 

Otro medio de almacenamiento muy seguro es el disco duro, con una gran capacidad y rapidez de acceso. Los inconvenientes que presenta son las posibilidades de fallo mecánico, una sensibilidad a los campos magnéticos media, una menor flexibilidad a la hora de cambiarlos de ordenador y un más delicado almacenaje y transporte. También pesa en su contra la incompatibilidad que podemos encontrar con otros ordenadores en base a su capacidad y a su sistema de archivos. Recordar que no todos los ordenadores soportan mas de cierta capacidad de disco y que una partición NTFS (para particiones grandes o archivos muy grandes) no es accesible desde una partición FAT32. 
Buena parte de estos puntos en contra se solucionan con un sistema de disco duro externo, pero este sistema nos sigue limitando su uso a ordenadores que cuenten con USB y con un sistema operativo que soporte este tipo de dispositivos. 

Las tarjetas de memoria (o memorias Flash) son bastante fiables y sumamente fáciles de transportar... y de perder. Son ideales para el transporte de datos, aunque dependen de un lector que debe soportar el tipo de tarjeta que estemos usando. Quizás la más extendida sea la del tipo SD. En cuanto a capacidad, en la actualidad podemos encontrarlas de 4Gb, lo que casi las iguala con los DVD de una capa. 

Los lápices de memoria y MP3 (al fin y al cabo memorias Flash con el lector incluido) tienen las mismas ventajas e inconvenientes que las tarjetas de memoria, si bien hay que sumarles el inconveniente de la fiabilidad, que depende mucho de la calidad del aparato en sí. 

En ambos casos la necesidad de drivers en versiones anteriores a Windows XP y la necesidad de uso de puertos USB o de lectores de tarjeta ya instalados les resta bastantes puntos frente a los tradicionales CD y DVD, unido a que estos dispositivos no suelen funcionar en versiones anteriores a Windows 98 SE. 

He querido dejar para el último comentario el tema de las copias de seguridad en empresas con un gran volumen de información. Para estos casos el mejor medio de almacenamiento en su función de copia de seguridad es un buen sistema NAS (Network Attached Storage). 
Estos sistemas, en el ámbito profesional, pueden llegar a una capacidad de almacenamiento de hasta 1.6 Tb (1 Terabyte (TB) = 1 Gb x 1024), con una gran velocidad de acceso y transferencia. 
Un punto en su contra puede ser el costo, que es bastante alto, pero para las empresas a las que va destinada esta solución este es un tema secundario comparado con la conservación de sus datos.