CUESTIONES A COMPROBAR CUANDO NO FUNCIONA EL MONITOR. 

 

Muchas son las preguntas que hay en el foro relativas a este problema. Vamos a ver en este tutorial una serie de comprobaciones que debemos hacer. 

Hay que dejar claro que se entiende como que un monitor no funciona cuando no emite ninguna imagen y el led no pasa a activación (verde o azul, dependiendo esto de la marca y modelo del monitor). Si al encender el ordenador nos muestra en pantalla el POST de la BIOS y lo que ocurre es que luego no se ven más imágenes, en la mayoría de los casos o bien veremos una indicación de cual es el problema o se trata de un problema de software, aunque sobre esto también hay excepciones. 

En principio son muchas las causas por las que es posible que un monitor no encienda al arrancar nuestro ordenador, y es muy importante comprobar en primer lugar qué síntomas nos indica el resto del sistema. 

Lo primero que hay que ver es si el monitor está encendido. Ver si el led está en ámbar (color que suele tener estando en StandBy) o está apagado. Si está apagado, evidentemente lo primero es encender el monitor. Si no enciende, comprobar la entrada de corriente del monitor (a veces se afloja la clavija del cable y no hace buen contacto). Si una vez comprobado esto el monitor sigue sin encender (y digo encender, NO mostrar imagen), sólo nos queda llevarlo al SAT o ejercer la garantía si está vigente. 

Comprobado esto lo segundo es ver qué hace el ordenador. Los ordenadores al encender dan una serie de síntomas de que están en funcionamiento. El primero de ellos es que la mayoría emiten uno o dos pitidos cortos, que indican que se está realizando el testeo del POST. Aquí nos encontramos con la primera tanda de opciones: 

- Si emite este pitido, lo primero que deberíamos comprobar es si realmente el monitor funciona. Para ello, lo primero es mirar si el conector a la gráfica está bien puesto. Una vez comprobado esto, lo siguiente, antes de empezar a tocar en el ordenador, es asegurarnos de que el monitor funciona. Para ello podemos o bien conectar ese monitor en otro ordenador o bien conectarle otro monitor a ese ordenador. 

- Si no emite ese pitido debemos ver qué hace el ordenador. Para ello lo abrimos y hacemos en primer lugar las siguientes comprobaciones: 

- Comprobamos si los ventiladores, tanto el de la fuente de alimentación o los auxiliares funcionan. Comprobamos también si tanto las unidades ópticas como el disco duro dan síntomas de actividad (diodos encendidos, motores que giran...). Aunque esto no es signo de que el ordenador esté funcionando sí que lo es de que la fuente está enviando corriente. 

Llegados a este punto, ya estamos ante un fallo del ordenador, y no del monitor, y debemos saber que las principales causas de que esto ocurra son las siguientes: 

- Fallo en la memoria. 
- Fallo en la gráfica. 
- Fallo en la placa base. 

Aunque hay más causas, estas soportan el 90% de los casos y son en parte las que el usuario puede comprobar por sí mismo. 

En cuanto a fallos del monitor, salvo comprobar las conexiones y si funciona o no (como ya hemos dicho, conectándolo en otro ordenador) poco o nada puede hacer el usuario. En esos casos debemos recurrir a un SAT, si es al oficial de la marca del monitor mejor. 

En este punto, si el monitor está en garantía no hay mayores problemas (la mayoría de los fabricantes dan una garantía de tres años para los monitores), pero si ya no está en garantía es muy recomendable que pidamos presupuesto previo, ya que es más que posible que nos resulte más interesante la opción de comprar un monitor nuevo (que han bajado muchísimo su precio) o buscar uno de ocasión que efectuar la reparación.